¿En qué consiste un déficit de nutrientes?

Un déficit de nutrientes se produce cuando el cuerpo no recibe suficiente cantidad de uno o más nutrientes esenciales. Es decir, aquellas vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Aunque todos los nutrientes esenciales pueden obtenerse de los alimentos, factores como la falta de acceso constante a una variedad de alimentos, tener ciertas restricciones dietéticas o luchar contra una enfermedad crónica como el cáncer o la celiaquía pueden aumentar el riesgo de presentar deficiencias de nutrientes. Afecciones como la celiaquía y la enfermedad de Crohn afectan a la absorción de nutrientes, al igual que ciertos medicamentos recetados, como los de la acidez estomacal.

El déficit de nutrientes puede ser difícil de identificar. A veces los síntomas se manifiestan como fatiga o pérdida de cabello, que a menudo se achacan a los factores de estrés de la vida, del tipo que la mayoría de la gente experimenta de alguna forma en el día a día. Cuando se siente agotado o experimenta sensación de niebla cerebral, es posible que piense que simplemente no está durmiendo lo suficiente o que debería empezar a practicar yoga y meditación para controlar el estrés. Aunque estos hábitos pueden ser muy beneficiosos, el verdadero culpable de sus síntomas podría deberse a una deficiencia de un nutriente como el hierro, el yodo o la vitamina B12.

¿Cuáles son algunos de los déficits de nutrientes más comunes?

La vitamina D

La vitamina D desempeña muchas funciones en el organismo. Contribuye a la salud de los huesos y a la regulación del sistema inmunológico. La deficiencia de vitamina D es común ya que tiene menos fuentes alimentarias que otras vitaminas, aunque la vitamina D puede encontrarse en alimentos como el salmón, los champiñones, los huevos y los alimentos fortificados, como los lácteos y los cereales. Nuestro cuerpo produce vitamina D a partir de la exposición a la luz solar, por lo que tener en cuenta las fuentes alimentarias o incluso la administración de suplementos durante los meses de invierno puede ser de gran ayuda.

Vitamina B12

Vitamina B12 : El cuerpo utiliza la vitamina para producir glóbulos rojos, nervios, ADN y para otras funciones. Se encuentra en alimentos de origen animal como la carne, los productos lácteos y los huevos, por lo que quienes siguen una dieta vegana o vegetariana pueden necesitar suplementos o consumir granos como el pan y el arroz que han sido fortificados con vitamina B12. The síntomas más comunes de la deficiencia de B12  son debilidad general, fatiga, pérdida de apetito, deterioro mental y pérdida de equilibrio. 

Hierro

El hierro es necesario para facilitar el movimiento del oxígeno en la sangre, asegurándose de que nuestro cuerpo obtenga el oxígeno que necesita de nuestras células de la sangre. La carencia de hierro es más común en las mujeres, sobre todo en las que están menstruando, embarazadas o amamantando. Hay dos tipos de hierro: el hierro hemo, que se encuentra en la carne roja, y el hierro no hemo, que se encuentra en alimentos vegetales como las espinacas. Al cuerpo le resulta más difícil absorber el hierro no hemo de las plantas, por lo que quienes siguen una dieta vegana o vegetariana pueden necesitar hacerse análisis de sangre periódicos para asegurarse de que sus niveles de hierro son suficientes. La vitamina C también ayuda a la absorción del hierro, lo que es importante para quienes tienen anemia y quizá tengan que tomar suplementos. 

Yodo

El yodo es un mineral que el organismo utiliza para fabricar las hormonas de la tiroides. El yodo es esencial para que la tiroides funcione correctamente y para regular el metabolismo. El síntoma más común de la carencia de yodo es el agrandamiento de la glándula tiroides, también llamado bocio. La tiroides es una glándula situada en la parte delantera del cuello y es responsable de muchas funciones del organismo. El yodo puede encontrarse en la sal de mesa yodada, el marisco, las algas, los productos lácteos y la carne. Al igual que ocurre con otras deficiencias vitamínicas, quienes siguen una dieta vegana o vegetariana pueden tener que ser más conscientes de su consumo de yodo, posiblemente tomando un multivitamínico con yodo o utilizando sal yodada para evitar su carencia.

Calcio

Calcio es muy importante para la salud de los huesos a largo plazo. A medida que envejecemos, nuestros huesos pueden empezar a tener pequeños agujeros al perder densidad, una condición llamada osteoporosis. La ingesta suficiente de calcio es una forma importante de prevenir la osteoporosis. Aunque el calcio se encuentra habitualmente en los productos lácteos como la leche y el queso, también puede obtenerlo de las sardinas, el salmón, el jugo de naranja fortificado y las verduras verdes como el kale y el brócoli.

¿Cómo se produce un déficit de nutrientes?

A nutrient deficiency can happen for any number of reasons.

Un déficit nutricional puede producirse por varias razones. En el caso de las personas que padecen una enfermedad o una afección crónica, el cuerpo puede tener problemas para absorber los nutrientes de los alimentos, por lo que incluso si se lleva una dieta equilibrada, puede tener dificultades para acceder a las vitaminas y los minerales de los alimentos para utilizarlos.

También puede ser difícil comer suficientes porciones de frutas, verduras, granos integrales y proteínas para satisfacer las necesidades diarias de nutrientes. Este suele ser el caso de las personas que se someten a un tratamiento contra el cáncer y otras enfermedades en las que se suprime el apetito. La ingesta recomendada de frutas y verduras para los adultos es de unas 6 tazas y de hasta 4 tazas para los niños. En caso de no contar con un multivitamínico o un suplemento de nutrientes específicos, como un complejo de vitamina B para quienes no consumen alimentos de origen animal, puede ser fácil padecer un déficit.

¿Cómo saber si tiene un déficit de nutrientes?

Es recomendable que hable con su médico o profesional de la salud sobre su dieta y sus necesidades de nutrientes, ya que el examen físico anual estándar no suele incluir pruebas para determinar los niveles de nutrientes. Si le preocupa que no esté recibiendo suficiente cantidad de algún nutriente de su dieta, se pueden realizar análisis de sangre para comprobar los niveles de vitamina D, hierro, yodo y otros. Tomar un multivitamínico también puede ser una forma útil de asegurarse de que está recibiendo las vitaminas y los minerales que su cuerpo necesita para tener una salud óptima, especialmente cuando está lidiando con una enfermedad o no puede comer lo suficiente de los alimentos necesarios para alcanzar las necesidades de nutrientes.

Nota: Se recomienda consultar a su doctor particular antes de proceder con cualquier suplemento o cambio drástico en su estilo de vida.

Similar Posts