La pizza es una cena estupenda, y ahora en todas partes hay una nueva verdura de moda que se puede convertir en masa. En vez de optar por las verduras, encontré una receta que usa polenta, que es esencialmente harina de maíz, para formar una masa increíblemente sólida. He cocinado polenta unas cuantas veces, pero siempre la he usado como base de un guiso. Seguí esta receta al pie de la letra para asegurarme de obtener la consistencia adecuada para la masa.  

Masa de pizza de polenta

Ingredientes
  

  • 1 1/2 tazas de polenta molida
  • 3 1/2 tazas de caldo de verduras
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de albahaca
  • 1/2 cucharadita de perejil
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra

Toppings

  • Salchichón de pavo
  • Pimiento naranja
  • Cebolla roja
  • Queso mozzarella rallado
  • Queso cheddar rallado

PREPARACIÓN
 

  • Vas a poner el caldo a hervir. Luego, mezcla las especias en un bol y añadelas al caldo una vez que esté hirviendo.
  • Echa con cuidado la polenta en el caldo hirviendo. Deja hervir por unos 7 a 10 minutos hasta que espese, revolviendo constantemente. Una vez que puedas arrastrar la cuchara en el fondo de la sartén sin que la polenta llene inmediatamente el hueco, está lista para retirar del fuego.
  • Coloca papel antiadherente en un molde para hornear. Una vez que se haya enfriado, pone la polenta en el papel y forma 2 círculos para la masa de la pizza. Coloca en la nevera.
  • Precalienta el horno a 450°F. Prepara los ingredientes de la pizza.
  • Mete las masas en el horno precalentado por unos 15 minutos. Voltealos y hornealos por otros 10 minutos o hasta que se hayan horneado por completo.
  • Saca la masa del horno y añade los ingredientes. Vuelve a meter en el horno para dorar por 5 minutos más, fijándote bien para no quemar las pizzas.
  • Deja enfriar antes de comer.

Notas

Adapted from: http://www.wholelivinglauren.com/new-blog/2015/9/1/polenta-pizza-crust

Mi método

Unos amigos me habían dicho que la polenta era un dolor de cabeza porque había que revolverla constantemente durante mucho tiempo. Aunque revolví mi masa continuamente, tardó entre 7 y 10 minutos en hacerse, lo que no me pareció demasiado tiempo. Esperé a que el caldo alcanzará el punto de ebullición antes de añadir las especias (que junté en un bol pequeño). Luego comencé a echar la polenta en la olla, y me aseguré de revolver el caldo mientras agregaba la polenta para que no se hundiera inmediatamente en el fondo. Como se indica en la receta, la polenta se espesa bastante rápido, y decidí que estaba hecha cuando pude arrastrar la cuchara de madera por el fondo de la sartén y la polenta no llenó inmediatamente el hueco.

Una vez que la polenta alcanzó el espesor suficiente, preparé mis sartenes con papel antiadherente. La polenta estaba obviamente muy caliente, así que empecé a picar el pimiento naranja y la cebolla para mis toppings de la segunda pizza. Cuando terminé de cortar las verduras, la polenta ya estaba lo suficientemente fría como para extenderla. Intenté usar sólo la cuchara de madera para extender la polenta, sin embargo se pegó un poco a la cuchara y terminé usando mis manos para terminar los círculos.

Cuando los círculos estaban completos, puse ambas bandejas en la nevera y precalenté el horno a 450 F. Una vez que el horno se calentó por completo, puse la masa en el horno y programé un temporizador por 15 minutos. Pasados los 15 minutos, di la vuelta a las masas con la ayuda de una bandeja de horno limpia, y las devolví al horno por otros 10 minutos más.  

Como una de mis pizzas tenía ingredientes vegetales, utilicé los segundos 10 minutos para saltear ligeramente los pimientos y cebollas en un poco de aceite de oliva.  

Después de los 25 minutos, la masa estaba completamente horneada y las pizzas estaban listas para los ingredientes. Hice una pizza de pepperoni y otra de pimiento/cebolla, pero los ingredientes son realmente ilimitados. Asé las pizzas durante unos 5 minutos, mirándolas muy de cerca para asegurarme de que no se quemaran.

Notas de la familia:

En primer lugar, todos quedaron impresionados por lo bien que se mantuvo la masa. A diferencia de otras masas de pizza "alternativas" que requieren cuchillo y tenedor, mi hermano pudo comer la pizza sin que se desarmaran usando solo las manos. A mi familia le encantaron los toppings, y aunque la masa tenía un sabor y una textura diferente a los de la pizza normal de masa de trigo, mi madre encontró que la polenta puede ser una alternativa más liviana y sabrosa.

No terminamos de comer toda la pizza en una noche, y los trozos que sobraron estaban igual de buenos al día siguiente. ¡Ya he hecho planes para hacer esto de nuevo con una cobertura de pollo a la barbacoa!

Similar Posts